Skip to main content

Full text of "Troupe Ateniense 1932 Aliverti Liquida"

See other formats


I I lili I LIBI3C 
HtC/tli/IBLt 
Dt LtICA/ 
ATtKItlVt/ : 


ALIVtBTI 
LIQUIDA : 


APTO ■= 

1931 





Si Ud. es neosensible 


en este libro encontra rá 
la horma de su zapato 



La Uruguaya 

La Catedral del calzado 

Donde el peso vale más 

URUGUAY 983 


La Zapatería de Montevideo 
para toda la República 


LETRAS 
P I N T U R A 
INVENTOS 
ESCULTURA 

i; Salón “Htflt" Alíen se 
EN EL P A L A G 1 0 SUYO 

(y no» queda chico) 


Este Libro 


No lo preate 
No lo pida prestado 
No lo empefte 
. . . . (ver pag. 60 ) 


>'PG^rco ww 


No reservamos los derechos 
de propiedad 


Porque 

la 

propiedad 


es 

un robo 

(José Laz-agarra) (I) 


Patente y contra-patente 
por los años 32 y 33. 


\ 


( I ) Todas 


o 




D 

ED 

ÍC 

AT 

OR 

IA 



1 — A nuestras madres ¡po h res! con estos hijos que les 

han salido. 

2 — A los Poderes Públicos, a la Industria y al Comer- 

cio, incluyendo la Ancap. 

3 — A los autores del Plan Quinquenal. 

4 — A las Comisiones de Fomento y Cataplasma del 

país y sus contornos. 

A bis — A nuestros hermunos; a nuestras novias; a núes 
tras cuñadas; a nuestros sobrinos; a nuestros pri- 
mos camales (a los políticos no los queremos ni de 
parientes) ; a nuestros tilos y a nuestros respecti- 
vos árboles genealógicos ; con exclusión de la Cele- 
donia. 

— A los inventores del hilito para el rancho de paja. 

— Al editor de este libro, que lo imprimió pese a la se- 
guridad de no cobrar. 


Con todo arrepentimiento 


Por ser una (alta da aducaaita 
señalar con el dedo 

No ponemos 



3 

4 

5 

6 

7 

8 
9 


(Combinando bien estos números 
puede acertar a las quinielas) 


o«° 


Es sin ninguna violencia que vengo a prologar este 
libro. Aquí están en este libro excepcional, «os atenien- 
ses. No están todos ellos porque no caben. Pero son más. 
Muchos más de los que el libro contiene. 

Como una tromba de paranínficos poemas, vienen 
ellos mientras otros van. Y en este dir y venir en la cha- 
cra infecta del utilitarismo rancio y progresivo que les 
permite comprar pijamas de 20 pesos y zapatos de 9.99. 

‘‘Aliverti liquida” está escrito para el presente -|- 
pero con fé, esperanza y caridad en el porvenir, seguras 
que el PASADO no perderá esta magnífica oportunidad de 
mangar. 



Poetas de laboratorio, mártires de las letras h, c, z, 
v y b, — los atenienses se desparraman en sus versos 
profundos y caudalosos como virgen que en estío se va 
al arroyo a bañar. 


Que el microscopio de vuestro entendimiento perci- 
ba las células epiteliales de su ingenio, mientras la plebe 
cree que se revuelcan en el colchón de la ignorancia! 

He dicho. Está todo pago. 


GUILLERMO FRANCISCO GHIO. 


































oDa teLefóNicA 

Poema sintético en dos capí- 
tulos y veinte letras. Peitsona- 
jes: un hombre y un teléfono 
(no automático). 

Al Ingeniero AMBROSOLI BONOMI 

¡Hola! 

¡¡Hola!! 

¡¡¡Hola!!! 

¡¡¡Hooolaü 


COLE IX). 


Alearía del Football 


Soy e! padre de los “Fósforos”. 

Atilio Narando. 



CEMENTO 

CEMENTO 

CEMENTO 

CEMENTO 

CEMENTO 

plateas 



s v a i v i <i 

0 XN 3 J \:30 
0 X N 3 IV 3 0 

o x n a w a o 
o x n a w a o 
o x n a iv a o 


o 

o 

ra 


_ ^ w 

“ 

ss sí — 
nnwMw 

« * 

* 

C H 


O 


H 

O 


El 

Mástil de la 
Torre 
Pincha . . . 
Un 

Hincha 
se desinfla 



por un 
Gol 


— o — 


Gritos. 

Muchos gritos 
Que 
rebotan 
en el tambur 
del cielo. 



II problema 
Está 

Resuelto. 

Otro grito. 
Un hincha 
se pone 
serio. 

— o — 


4 NARANJA UN MEDIO. 


EL PARDO LUNA 




El pajaro 
AZUL- 
B L U E 



a LOS HERMANOS CAPRANI 


Inconclusa muerto 

Te tiene en ajronía sinfónica 

Cantas un «i - no 

En mi cabecita iconoclasta 

Como un péndulo hecho piano desdentado. 

Aleteo de ómnibus desvencijado 

Pájaro azul - blue 

de la jaula abierta de mi corazón. 

Horizonte vertical 
Sofá - cama y ventilador 
Pájaro azul - blue 

. Tienes alpo de merengue inconsútil, 
aleve y reventador! 


RONCADERA. 


-•bspeCTI V/\ 


DEL OMNIBUS DESDE LA 
CONVERGENCIA DE LAS 


PARALELAS 


‘"Adelante!” 

José H. Figu e ira 


a ALFREDO MARIO FERREIRO 


Más adelante 
• • • • 

Un poco más adelante 

QUIEREN CORRERSE UN POQUITO MAS ADELANTE! 

Huelga de “chai eres” 

* • • • • • 

Declaré por que en Investigaciones 
me fajaron. 


CACHETAZO 


MiRinDo 


PasaR 1C 
trAs 



Como... 


siempre 


siempre! ! 


un café pidió. 

Tras de los cristales 
cual costurerita, 
desde medio 
Día , 
a la ... 
tarde . . . 
cita! 

Pegada la boca al vidrio empañado 
soñando ! 
mirando ! ! ! 
mirando 
pasar . . . 

Pasa uno 
Otra. . . pasa! 

Y luego la tercera y . . . el cuarto 
pasaron ! ! ! 

Y miró pasar 
y tanto 


tanto 


miró. . . 

I Que se pasó ! ! 


OJO ’E TRAPO. 


Mee de los dramas pasionales 32. 


Antología 


veraniega 

del 

Parque 

Rodó 



"Dan» Ir fumée’’... 

Krupp 


Torbellino» de gente, caen de la» catarata» de los tranvías. 
Ríos que se encrespan y chocan, hasta que »e quedan 

quietos 

En las mesas toscas de las chorueríaa. 

Aquella churrera, máscara modernista. 

nos ofrece en tronos, 

e' rulo de su gigantesca serpentina. 

Un hombre disimulando el susto 
ha subido a la “Rueda de la Muerte' 

(Por un real apenas, ha tenido ¡a suerte 

d.; sentirse un instante en el mástil del mun< ? o) . 

En un tablado, una mujer hace esfuerzo» sobrehumanos 

mientras canta 

para encontrar un sitio, donde poner sus manos, 
en la verja contigua, donde está ‘cotorrita , 
un muchacho artista, estudia modelado, 
en la arcilla fresca de «u vecinita. 


CAIMAN 


POEMA 


D E 

MOTOR 
C O 

E, 

T R A N 

i 

A 

N U E 


L 

MAN 

N 

L 

V I A 

V E 


P 


U N 


TOS 


Hormigón. 

Paralela de vía» que se juntan en el infinito. 
Talán, Talán . . . 

Pasa el tranvía. 

El motorman ha marcado nueve puntos 
Y no los sacará más. 

Para ver donde terminan 
Las vías. 

Para conocer el infinito!!! 


Haapital Maciel 
Sala Soca, 
Cama 387. 


RONCADERA. 


Pajaritos 

Al INVENTOR DE LA POLENTA. 



PájarO quE voláiS 
HaciA 10 eternO. 

Hacia lo herbólicO 
Hacia lo bisiesto. 

Do vais con tu plumaje plexiformE. 

Do vais con tu pico bicórneo? 

Tu vuelo es hemisférico 
rí se quiere atónito 
v te llevarA 
hacia las vicisitudes 
de lo eterhomovéneO. 

Do vai*j con tu* cantos supérfluos? 

Do vais con tu génesis imcójmitA? 

Ay! Si fuera pa i arillo como ti 

Para volar ñor la* inmensidades eclesiástica» 

En nos de la vil mansedtimbrE 

De mi protóxica cariátidE. . . 

Pararía en cada esquina 

Para lanzar un írrito estertóreo 

Mostrando así mis clamores ambiguos. .. 


Ay! Si fuera pajarillo como tí!. 
PARA volar por plexos oropeles? 


COLELO. 


Llegar!... 

:©::Ü: 


... llegar! A cualquier lado 
pero llegar!... 

Llegar... y decir buenos 
días, pedazo de un mal edu- 
cado! 


CHINCHIBDUUA. 




Pol‘RRi! m o 


d Bi P18 


Besos — Abrazos — Adioses — 
Adioses — Abrazos — Besos — 
Besos — Adioses — Abrazos 



Rea- 

lis- 

mo 

de 

des- 

pe- 

di- 

da 


Campañía ¡a formar ! T! 

! ¡Formación unida. — Sobre la derecha. — ¡alienarse!! 
Firmes !!!!!!!!!! 

Derecha . deré ! ! ! 

Paso redoblado. — Marchü! 


Adiós!!! 


Adiós!!! 

Adiós!!! 


FRAY CASCARUDO. 



Canto 

del 

manto 


opaco 

del 



a CESAIt BATLLE PACHECO. 

Oh! que noche obscura 
Oh! que noche triste 
Oh! que confitura 
en la vidriera vi 
era un postre grande... 
entré y lo pedí. 

Cada vez que pienso 
Aquellos ensueños 
Roncando en la cama 
Veo no sé como 
El postre volar. 


PESCADO. 


Cantar de 
los 

cohetes luminosos 
que se abren 

como granadas 


Pasas . . . 3ss . . . ¡ ¡ Pon ! . . . 
Ppsss... sss... ¡¡Pon!..,. 
PSSS... SSS... ¡¡PON!... 


PSSS... SSS... SSS... ss... 

¡¡FALIX) UN COHETE!! 


EL LUNGO DE IJV CORTADA 




Si usted quiere conservar 

■fflllllllllM 



no se la 


lleve ! ! 


t 

a JUAN PEROLO 


Se la remata 

en menos de SARANDI 414 

SEIS DIAS " (al lado del 416) 



PASON 


Las grandes emociones hay que 
“inyectarlas” por dcüsi.s. 

Faltan 20 segundos: 15... 10... 

Elzear Santiago (íiufra. 


SOL. 

Canícula que fríe. 
Medio Día. 

Un mortal ríe. 

La 

Ausencia de un amor. 
Sol (o número) 


De pronto 
Un 

TRAS-MI-TE — 
horada la inmensidad. 
La voz que se eleva 
Desgarra 
Una nube (1) 


Faltan 20 (segundos afuera) 
15 


10 

5 

2 

1 


( 2 ) 


El gong adormecido 
doapierta 

y 

alerta 

TAa Nnn 

— Sol. 

Medio día 

Can'cula que fríe. . . 

(Hasta nosotros llega el perfume amable 
de una pescadería). 


El. PARDO LUNA 


(1) No de ojo. 

(2) De última. 


Poema del letrero luminoso que 
quedó prendido toda la noche 

(IDIOSINCRACIA DE LAS 2 DE LA MAÑANA) 


"B1 neón engorda” 

Ubis Infantozzi 

En la económica oscuridad 
MUNICIPAL 

Ha quedado un remanente 
Del corso de CARNAVAL 

Es un femenino parpadéo fizul y rojo 
Como el guiño del ojo 
De un lúbrico Valcano 
De NEON... 

I I 

Se han olvidado 
De apagarlo 

Obligándole a dormir “de parado" 

Como los vigilantes . . . 

Y para demostrar que no duerme 
Parpadea • 

Mientras lo delata 
(Desde sus cajas de lata) 

El ronquido nasal 
De sus transformadores 

I I I 

La electricidad 

Es otra mujer que noctambulen. 

CACHETAZO 


DIALOGO DE LA 

Lunática ensoñación de efluvios 
nocturnales de la noche 

al INVENTOR DE LOS CROISSANTS. 

— Oh pálida luna 
inspiradora de los ]>oetas 
y de los pierroces. 

¿Por qué estás tan paliducha? 

— Ayer pasé muy mala noche. No salí¡ 

— Debías tomar un tónico 
Para que te salgan colores. . . 

— No, porque engordo. . . 

— Por qué no te quitas esas 
manchas, que te quedan tan feaa? 

— No vés que son manchas, lunarea? 

— gastas mucho de luz por mes? 

— En verano sí. 

— ¿por qué es que a veces 
satis la mitad? 

— Pa ahorrar. 

— Ah ¡Yo creí que era para 
que lo» panaderos te copiaran! 

Cuando estás llena. ¿Es porque 
has comido bien? 

— No. Estoy llena de tanto salir . 

— Cuando no sales ¿A dónde vas? 

— Según . . . Me voy con las estrellas 
al biógrafo o a trabajar 
a algún tiro al blanco. 

— ¿Son buenas las estrellas? 

— Las Tres Marías si, pero la 
Estrella Polar dá mucho frío! .. 

Bueno; me voy que ahí 
viene una nube. Chau!... 

—Adío.. 


COLE ID. 


MUTIL 



La humanidad debe creer 
en la Ortopedia. 

Folco Testcna. 


a LUISA LUISI. 

Me cortaron las mangas: ya no puedo mangar 
La tela de mi traje ha quedado inconclusa; 
me cortaron las mangas: no la puedo mangar. 

Me cortaron los pantalones: ya no puedo salir. 
El bolsillo izquierdo caído, intacto a mi lado. 
Me cortaron los pantalones: ya no puedo salir. 

Cegaron mi chaleco, ay! sin mangas él! 

A mis ojos extiende una cuenta el sastre. 
Cegaron mi chaleco, ay! sin mangas él! 

Me sellaron los bolsillos: ya no puedo pagar. 
Las chalas de 10 corren frescas a mi lado; 
me sellaron los bolsillos: ya no puedo pagar. 
Los que asi mutilaron mi traje cada día, 

Ay! por que me dejaron vivo al sastre! 


RONCADERA 


", V,»"" ", *lr "«"o, 


(Poema didáctico - filosófico, 
para aprender a contar) 


Un bichicome pasa 


Pasa otro bichicome 


Otro bichicome pasa 


¿Que pasa? 



3 (tres) bichicome8. 


FRAY CASCARUDO. 


eJErclCio dE resPíracióN en un sOlO tiEmpo 

A Oreetea Yolpe. 


Era 

Primavera 

Soltera 

Retozona 

Rezongona 

Simpática 

Apática. 

Riaa 

lisa, 

morada 

carcajada 

encantada 

Primavera 

Soltera 

Era 

Ella 

Bella 

Estrella. 




Qanto 


al fino 


paralelismo 


trasmisor 


(En la punta de la prima- 
vera de 1932,. 


Encordado de un complicado instrumento musical: 
la Estación. 

Cuerdas vocales de una intrincada laringe mecánica. 

Tres, cuatro, seis cables, 

en paralela disposición, 

y en cada extremo del encordado 

dos brazos,, intensamente verticales, 

en un eterno desperezamiento hacia el cielo 

sosteniendo las cuerdas 

todas de igual . . . 

Las lineas rectas del Sol 
y los finos dedos del viento 

— con púa — 

en un sempiterno sacudimiento 
arrancan estremecimientos de música. 

Canta y ejecuta 

para todo el concertado coro sideral. 

La antena de un encordado 
de cuya uniformemente vibración 

— en una continuación 
de sucesivas ondas — 

lleva la palabra a todos los astros . 

(como a un telefonista) 
sin tener contestación. 

ANTENA: 

tres, cuatro, seis cuerdas vocales en actividad 
cuya caja de resonancia esta en la inmensidad 


KAMINITZ. 



de Mayo 
a la distancia 

Evocación desde el catre 
a ADOLFITO VAEZA BELGRANO. 


La distancia se acuesta, se acuesta, se acuesta. 
En el día y en la noche; 

Vacilan mis pupilas 

¿No será, acaap, la Bella Durmiente del Bosque? 


Penosamente me incorporo 

Y observo a la distancia acostada, 

Y mis ojos la ven 

Cada vez más larga, más larga. 


¿Será la muerte? ¿Será la vida? 
Seguramente moriré de risa. 


KICHOTA. 


OC K 








T 


1 

L 

L 



e 

b 

P 1 

p 

a 

a 


M 

n 

e 

r a 

1 


s 

T 

i 


8 

i e 

f 

t 


e 


u 

P 


í 

o 

t 


P 

n 

u 

. a 

! 

r 

i 

t 

a 


e 

. c 

• 

r 

n 

• e 

s 

8 

s 

a 

• 

e 

i 

•n 

i 

h 


P b 

• 


e 

• d 

o 

a 

d 

r o 


a 

b 

i 

n 

k 1 

| « 

i 

i 

P 

u 

g 

1 



e 3 

f 1 

. e 

1 

I 

u 

a 

c 


h 

8 

• 

f 

8 

s 

o 


a 

h 

P 

f 

t 


n 


n 

a 

P a 

! 

a 

c 



d 

k 

r r 



e 

c 




i t 

• 


1 

o 


s 



m 

a 


1 



• 



p 

i 

] 


t 

• 

d 

i 

u 

c 

i 


e 

# 

. o 

p 

ñ 

a 

c 

o 


n 


I 

1 

a 

3 

i 

U 


8 


• 

f 

1 

! 

ja 


O 


* 

í 

r 


el 

« 


• 


• 

! 

a 


J 


• 




L 


r 




o m 

• 

D 


e 


• 


pir 

• 

a 






r-r 

• 







>z 





. 



no 








g° 








H 








> 








O 








> 


Canción antrópoda del oro 

* 

ODA L1NFO - EPICUREA 

A la Comisión Delegada del Con- 
sejo Nacional de Administración en 
el Directorio de la Caja de Jubila- 
ciones y Pensiones de Obreros y Em- 
pleados de Servicias Públicos, Socie- 
dades Anónimas, Periódistjaa,' Grá- 
ficas y anexos. 

Arcángeles en vid de lujuria 
Oropeles pictóricos c inconcebibles 
Fatuismo magnifícente 
Lirismo fúlgido y vespertino 
Continuidad absoluta e inerte 
Con hiperbolidad supérflua. 

Símbolo: Ortodoxia hidro - sensual 

Génesis protozoárica 

Arcaica y bi - banal 

Epicúreo ancestro bimestral 

Dones magníficos por su efervescencia 

Cual paladines estoicos 

En fugaz deseo estcrtóreo. 

Grandiosa transparencia anual 
Con resplandores enigmáticos, 

Y heminoptéricos claustros. 

Semejan fantásticos antrópodos 
Con énfasis ultra - medioeval. 

Metal córneo y axiomático 

Cual prótesis en éxtasis rutilante . . . 


COLELO. 


‘unmxlnv Nvai* 


' * * ¡ VOIO ! i «ato ! X 

o[upuwow» [BruiqBq ns anítisojd aAJBQ 
oip*j b| o^ubj aj^ua 

•TíotiaSuiroji? naijjjod «| oftjq opoj, 
v\ op 

SntjrrjiB sh[ ap jouoji 
Buiuiea Bugpepnp uzojad bj anb boj 113 

OJJBJBB U03 BSUBO 

‘uqixiB opp ja 
‘ofHqB pspnp uq 

oDupijupA p upniq oaafx 
‘|BUOpBsuas 
‘npduq un ua 
‘soRjd ojpina *saj; 'sop ‘oun 


(sauoprasa bo| jmpjsnü ujud mu.«> ( |) 



trOaiziiiuüH 




(Poema 

en 

15 

versos 

fatídicos 

y 4 

diccionarios) 


t 


PARA IX)S CICLOSTILICOS JINETES DEL D. ORAL 


De sen t alindando . . . 
Mi vida, 

Fuinme hacia lo ignoto 
Do morabas Tú! 

La hipercloruración 
Que ofrecí a tu capricho, 
Fué gatomaquia 
Para tu desdén. 


Rojobroquel 
Para mis sueños; 
Donde estás 
Con tu raimiento, 
tú? 


ANDRADE 


Invierno 


“II pleut daus ma cham- 
bre, come il peeut dans 
la rué.” 

Un bichicome 

El tiempo ha apagado el radiador de su calefacción, 

Y la ciudad se ha quedado tiritando de frío. 

La luna sonambulea en su blanco camisón, 

Mientras un trasnochador, estornuda su primer resfrío. 

Pasa un manisero, heraldo de la noche . . . 

En un zaguán, dos novios, se ponen bufandas de brazos. 
Una Mirra! moderna añora su "manchón”, 

Y un gato enamorado es corrido a escobazos. 

I^os árboles, como «i fueran niños, han salido a la puerta 
a jugar a las estatuas, de vereda a vereda. 


(El guardia civil en el pito, ha tocado su diana, 

Y yo me voy para adentro, sino, me llevan en cana.) 


CAIMAN 



La opalescencia «le las almas en 
un ritmo pro teiforme que pola- 
riza las emociones distintivas de 
lo 8u b conciente y de lo hiperbóli- 
camente soi dksant . . ! ! 

LA CANAYAÜ! 


FIIIN 


eN LoS umBraLes 
eSteRiOtiPados 
De 1A iNSoLacióN 

“Oh! l’été. 

(Homero) 


caLor muCho calolt 
nAdA dE frío 
pijamas muChos pijamas 
i De loS de a rayas 
VentanaS abiErtas 
trAjes dE baño 
panamaces 
aUtos descubiertos 
baRRiles dE cerveZa 
canTos eN laS esquinAs 
A las dOce dE la nocHe 
CaloR muCHo caloR 
sillas eN 1 A vereDa 
pie NiqueS de Guardas 
eN eL parquE 

coRsos eN CoIOn PandO y . . . 
MosQuitos . . . 


• •••*•• m i m m i i i í l 

!!!!!!! ¿¿¿¿¿ ?????? : : : 

$$$0100 oo|oo oo o£í£&&w ((()) 

NOTA: Estos signos, son 
para colearlos a gusto. 


COLEU). 


Canción 


a la porción 

Radiotelefónica 

Mis ondas no tienen cosmé- 
tico. — Francisco Ghig. 

Micrófono: 

Un ojo de pupila negTa 
Con la retina en el infinito; 

Un oído sin tímpano 

Con el caracol en la vorágine etérea de la inmensidad. 

% 

Ojo y oído 

En el contorno de un cráneo exagonal. — 

Tiene el don de la inmutabilidad. 

Mira. 

Y a su retina no la impresiona nada; 

Oye; no retiene nada. 

Palabras y notas musicales 
Lo perforan ; lo taladran ; 

Y vuelan por las ondas 
Alborotadas, 

Vibrátiles, 

Temblorosas como un flan. 

Micrófono: 

Tienes el don de la inmutabilidad 



K ASUNTO. 



p 

R 

I 

M 

A 

V 

E 

R 

A 

ii 


Primaveral! Primavera!! 
Fuerza nueva. . . 
corro por loa campos 
como loco 
de remate. 

¡ Que disparate ! 


¡ Estoy tan contento ! 
Corro 

haciendo la coladera 
al viento. 

;Que pamento! 


Ya salió el sol 

que sale todos los días. 

El que madura los choclos... 
y las sandías 


Primavera ! ! Primavera ! ! 
Aire . . . sol . . . viento . . . 
Me subo a los árboles . . . 
y muerdo las frutas, 
como un pajaruelo. 


Primavera de ensueño. . . 
granos en los campos. . . 
Labriegos contentos . . . 

A mi me tiene loco 
este grano del pezcuezo. 


• • 


DON MENDO 


Sueños de Ventura 

a las 

costas del lago 
azúl de mis 

quimeras 

gastronómicas 

La abruminea noche me lleva hacia el lago. 

La luna parpadea 
Y yo sueño. 

Yo sueño contigo: 

Con tus redondeces, 

Con tus morbideces . 

Panes marselleses 
Cafeses . . 

t 

M ¡lanosas crudas . . . 

Mujeres desnudas . . . 

Cocidas al sol de mis ilusiones. 


OJO*E TRAPO 


Nocturno 


“Chopin, utilizaba la 
noche para hacer noc- 
turnos. 

Ahora se utiliza para 
ir al cabaret” 


Visconti. 


El sol ha quemado todos sus fusibles. 

Mil bichos de luz encienden sus velas de sebo 
Mientras la luna, saltimbanqui nocturna, 
ise lanza al mar desde el trampolín del cielo. 

El viento, eterno concertista, 
toca escalas en su saxofón, 

Mientras mi cerebro, gimnasta futurista, 

hace equilibrios en la cuerda floja de la imaginación 

CAIMAN* 




Cardíaca obsesión de un Holmes 
exonerado 
que 

noctivaga 

Al DIA BIX) COJUELO 

Nocheciendo -solo 
Con mi amargarina 
Tristeza brumina, 

Encontré una esquina 
Y en ella un farol. 

Su luz ambarina 
Daba la prístina 
Ilusión divina 
(No ilusión mlarina) 

De que fuera un sol . . . 
dado por la china. 

Aún tengo la espina 
De aquella mi esquina 
De luz mortecina 
Do estuvo mi annada 
Do estuvo Rosi(l)na. 


JUAN COPETE 


Investigación es'932. 


(1) g. 


L camPera 
Narración 

gaucha 



FlorindA 


(Fragmento cartilaginoso de 
una novela no - marrona), 
a FERNAN SILA VALDEZ 


Atardesía. Como todas las tardes, en los campos del 
Paso Apurado, atardasía. 

El sol muribundo en la cuchilla, ya no tenía juersas 
ni pa yamar al cura. 

De regreso de hacer sebo en una parada de rodeo de 
tu flor, los piones iban yegando al tranco de sus pingos 
desvencijados. 

Entre ellos venía Matías, un tapecito que hubiera ai- 
do una luz para puntero derecho; Zoilo, el rubio de aque- 
lla paliza famosa en la pulpen'» de los hermanos Ancap; 
Nicomedes, el ladino, el más creditado payador sin guita- 
rra; Duelo Nacional, medio hermano del patronsito y 
medio sonso de nasimiento; Carballo, el pión más viejo y 
más mañero, pero el más honrao como lo probó cuando 
lo de la yerra, ocasión en que debolbió hasta la mitad del 
ganao que había robao; Filisberto, a quien le atribuyen 
la paternidad de todos los purretes de los ranchos; José 
de Dios, “El distinto”, apodo que se había ganado por no 
labarse nunca la cara y ya no era aquel que tres años atrás 
había dentrado a la estancia y otros más que constituyan 
la nata y el apoyo de aqueyos pagos al contao. . . 

Se abajaron de los pingos y con toda prolijidá tira- 
ron los aperos ay no más en el campo y como los pareje- 
ros ni se movían de cansaos, se oyó la vos del payador 
que dijo: 

— Pueden dirse nomás p’al piquete...! 

Y dentraron tuitos los piones en la cosina donde ya 



ARMIÑO, la yerba de los gauchos 


En la ¿poca de h GAUCHA FLORINDA; no se conocía la 

Yerba Armiño con yerba “armiño» n0 se 


LAVA ningún mate. 

Para un matero de ley 
Será prueba de cariño 
Que sus amigos le ofrezcan 
Un mate con Yerba ARMIÑO. 


bostezaba de mano en mano un mate que de tan Uvao, 
hasta tenia olor a jabón. 


— Güeñas tardes . . . 
— Güeñas, güeñas... 
— Güeñas tardes . . . 
— Güeñas tardes . . . 
— Güeñas tardes . . . 
— Güeñas tardes . . . 


— Güeñas pa’ustedes, flor de atorrantes . . . Güenas 
lagartijas, digan mejor... Una aquí pelándose el... 
mondongo y ustedes . . . 

— Güenas, ña Florindn . . . usted siempre tan amable 
y el puchero duro y el asao escupido. . . 

— Puchero duro...!, — gruñó la gaucha Florinda 
genuina hijR de una. . . raza que 

(Continuará) 



e 




w 


T> 




yü&W*. tet\e 
Aec^ \a C* u ? 

O** **#?&&&#*' "* 


:s$> 


\o* 


cxyu**^ 

<*f** 

/-•ntv ^ ^IftT -nal°^ 


<* «' S^xS 




Co^ 


iVLft V>t 




el>« 


&$£&&*»** 


v \d» 


^ c " ««^ r ' 






El kiosko de estibadores, no 
sirve para una kermeae. 


Menecueho 


a ALFONSINA STORNI. 

Oh! mar, que en tus ondas ondulantes que semejan 
un saltarín de vallas invisibles y mojadas, me traes el 
barquichuelo, palacio encantado, en que viaja él, reco- 
mendado al capitán! 


-ooOoo- 


Sireno de madrugada, ciego de luces por mil hori- 
zontes que te hirieron, precisas el lazarilla del remol- 
cador! 

Barquichuelo, palacio encantado, atraca. Atraca d« 
una vez. ¿Inquieto y ansiosa no Trie ves? 


-00O00 


Atraca, atraca. 

Despacio, que viaja de babor 
Mi amor. 


-ooOoo- 


Hace once lunas y media que no lo veo! 

Por esa media luna, atraca y devuélveme & quien, ca 
ballero de ferretería, 
te k> llevaste un día!! 


Ya baja por la planchada. 

Oh! hermoso contraste con la camisa arrugada. 

00Q00 

Ya está en mis brazos! Eres tú, piratín querido? 

Habíame de los mares. Habíame de los soles! Hábla- 
me de los horizontes! 

Háblame de los polizontes! 

¿No hablas? Ya sé: la honda emoción del regreso te 
embarga. Yo levantaré el embargo con los bienes de mi 
corazón! Hace tiempo que en mi alma, no garúa... no 
garúa. . . 

— A ver. Sarga de ahí! No vé la grúa? 

Oh! la canalla inconsútil, “municipal y espesa”!... 

RONCADERA. 


® 

® 



Me sorprenderán 
en tus brazos 

los efluvios 
Celestinos 

del alba nueva 

(POEMA TRANVIARIO EN 8 CUADROS CON 
3 PARADAS) 


En la taquimetria 
De una, 

Fantasmagoría 
De mis ansias de amor, 

Una desesperanza valen tu diñaría 
Ponria el dolor. 

Cual Xilografía 
En mi corazón. 

El cruel jabardillo 
De las decepciones 
rondando 
Ron , . . 
dando. 

Consumaban el aféresis 
en el cuarteto: vida! 


El abotinado 

Panorama de la bella Italia, 
Recorrió de un lado. 


La tríate sandalia 
De muerta ilusión 
Y sobre el albayalde 
De la Suiza nivea 
Mis besos de fuego 
Fueron como un ruego . . . 

Y hoy que me llamas... 

i Vengo 
mama ! . . . 
vengo ! 


OJO ETRAPO 


Canto a una Convergencia de Generatrices 


“Mi bandera” es una sonata para 
violín . Gral lisera. 

Cerro y Fortaleza. 

Binomio de dos. 

Cerro: de apolínea figura; 

liierático, 

impertérrito; 

CERRO!! 
figura geométrica 
con la fina estética 

de un cono que se levanta ■sobre una superficie 
de olas y arena. 

Prisma 

de mil caras, tallado por las brisas del Plata 
en una desenfrenada carrera 
de los sectores del Sur; 

De cerca, tus piedras parecen pintarte de verde; 
y, de lejos, 

la atmósfera te dá pinceladas de azul. 

El Sol, cuando sale para todos, 
y cuando danza por tu alrededor, 
te dora. 

La luna te platea. 

Y tus palcos, las mil casitas de tu falda, 
te salpican de b lanco y de rosado. 

En la noche, 

en un sesgo fino, intensamente recto, 

luces de guirnalda, como una cadena sideral: 

es la contelación de la UTE. 

Tu historia 
guarda victorias; 

(y una macana) : 
una mañana, 

— de crudo invierno — 


y fino frió. 

tu vía tes pretensiones veeubianar 
FORTALEZA: 

eres el ápice del cono del Cerro. 

Los diputados un día 
hicieron la apicectomía; 
y. Cerro te decapitaron. 

Fortaleza: eras un cuerpo desmembrado, 
inanimado; 

despojado de tus cañones que eran tus finos dientes 
aromas tes en tus maxilares de una rigidez de eternidad. 
Fortaleza : 

ya sos como esas viejas bocas desdentadas 
(sino sirven para nada 
porque te van a cuidar). 

Eras el mástil más madrugador de Montevideo; 
el primero que divisa el casco de penachos rubios 
del Sol ; 

el primero que divisaba 
la llegada 

de las mástiles andantes en las aguas de los mares sin 
Te han limitado el espacio [límites, 

con un palacio. 

Solo te han dejado 

un ojo, permanentemente guiñando; 

(en esto a la UTE le has ganado.) 

Tu historia, 

una victoria: Cuatro a dos. 

Cuatro finas estelas 
inmensamente largas, 
infinatamentc rectas, 
escalando, 

separando astros, taladrando estrellas 
y llegando 

hasta la estratósfera en una interminable 
peregrinación. 

Cerro-Fortaleza, 
un Conjunto, 
un Binomio, 

PUNTO. 


KAMINITZ. 


cOnsejOs A las mAdrEs 

Fragmento de un libro 
próximo a desaparecer 

*• V. I 

Las madres modernas no conocen el problema die- 
téctico como nosotras las madres de otras épocas pasadas 
(pero no en el sentido de vellotas). Si bien es verdad que 
yo quizás sea la única madre nacional qu puede hablar 
con tanta propiedad (Ver folio 111 del libro de la Ofici- 
na de Rentas), pues he pasado penurias sin cuento, al ñu- 
do he quedado viuda cinco veces (en el pago míe llamaban 
“la biuda. .), por mis prominencias labio-dentales, y ejer- 
cí durante 16 años el puesto de jefa de sala y antesala, 
si que del pan rondin (léase: “Living Room") del Hos- 
pital Marítin*> que funcionaba a la sazón en la uvteiteir 
ción de Cuba y Haiti, durante la disputa de la Guerra de 
Sucesión. 

Las madres modernas, faltas de la experiencia nece- 
saria, indudablemente — y por otra parte mal aconce ja- 
das por los médicos contemporáneos, creen que los bebés 
(por 18, Rivera, Boulevard Artigas y Avenida Brasil) de- 
ben merecer cuidados especiales, sin percatarse que es- 
tos chicos actuales, son verdaderos bagüalitos que deben 
amamantarse como tales, verdaderos bagüalitos, repito, 
<que no se diferencian de los otros nada más que en s<u 
condición (bueno a “condición” no los dan en ningún la- 
do) de mamíferos rumiantes de la 4* especie de los pin- 
tecantropus erectus de la familia (de la quya) nacidas al 
conjuro de un sin fin de materialidades expuestas a la in- 
temperie de las sensaciones ^uperflúas, que rocean por 
las maquinaciones de algunos cerebros enfermizos tras- 
trocados de la verdadera ecuanimidad epicéntríca que for- 
ma la égloga comunión del libre albedrío. 

En una palabra: Sensitivo. 

Animalitos que hasta dan coces, otras se cocen ellas 
mismas no, gastan en modista. 

Que el chico tiene caspa ,puee todo el mundo se re- 
voluciona en la casa como si pasara algo realmente sensa- 


ciorul, ciando lodo se reduce a pasar, fregándole fuerte- 
mente, por la deseada capa craneana un poco de viruta 
de acero, la misma que se usa para encerar piaoe, ¡según 
la doctrina del Dr. Morquio, con quien — dicho sea de 
paso — estoy ha tiempo disgustada por una partida de 
“escoba de quince". 

El chico debe merecer, eso si, prolijos cuidados en lo 
que se refiere a la higiene corpórea. Prolija profilaxis de 
acuerdo con el siguiente procedimiento del Dr. Pacheco: 
Se pone en una gran olla o pava (más pava es Vd., pedazo 
de boba. ¡Ah, creía!!) gran cantidad de agua, de manera 
que el chico pueda mojarse todo. Muchas madres cometen 
el error de creer que es el niño que debe me- 
terse en el agua, cuando os el agua que debe meterse 
en el niño: quien es que debe lavarse el niño a el agua?, 
el niño ¿no? pues entonces es a el a quien debe metérsele 
el agua. Aqi»'. se plantea aquel famoso problema de Arquí- 
medes que decía así: ¿Quien debe lavar a quien?, supon- 
go que no se pretenderá lavar el agua con el chico (según 
si se juega con las "lisas” o las “rayadas"), no amigo, no, 
por favor!!, f el que la raya es Vd., — Me refiero a las si- 
tuaciones que se plantean de continuo entre los elemen- 
tos biológicos y espamódicos de las falacias de falsa po- 
sición, que dijera Don Carlos Vaz Fcrreira en su conocida 
obra — ¿ahora es arquitecto? — “Lógica Viva” (Vivaa! 
Vivaal!, Hurraaaahü). — Una vez que el bebé matricu- 
lado con el N* f>3 - 4635 a cargo del guarda N ? 008 y bajo 
la conducción del chaf eróte Sr. Cirilo Tripaldi) llegó a la 
altura de la calle Caiguá, arrolló a dos transeúntes que 
quedaron, los pobres, arrollados, y una vieja beatona mu- 
sitó a mi lado; “dos bichicomes menos, dos ángeles más”. 
Que bonito!! Que enteroecedor!!. — (Aquí el lector debe 
sacar el pañuelo y enjugarse las lágrimas) , . . 

Según la doctrina del Dr. Zerbino, la que yo compar- 
to en absoluto porque le tengo una fé ciega (dejo cons- 
tancia que esta ciega es la única que no manguea) como 
lo que 6e pretende lavar es la epidermis cutánea del niño, 
lo mejor es hacer de cuenta que se lava una prenda cual- 
quiera, para lo cual se le quitaría al niño toda la piel, »e 
espulgaría ésta ,se esterilizarían bien todos sus intersti- 


cios, y una vez qu ese hubiera adquirido la segundad de 
quo el nene vive aún, se pondría la piel a secar al sereno, 
estos no cuestan nada niás que $ 1.00 por mee. colgando 
de alambres bien tensados y cuando estuviera bien seca, 
túrnese toda .clase de precauciones para ello, hágasele 
unos ojetillos. colóquesele unos cuantos broches de pre- 
sión. tantos como necesitare para cubrirle desde la cabe- 
za hasta los pies, tratando de todas formas que los riño- 
nes no queden al descubierto, sobre todo si se tienen ga- 
tos en la casa, y se le coloca la piel de la misma manera 
que si fuera un guante. 

Nota del autor: Para la higiene en los grandes esta- 
blecimientos y como única solución n fin de evitar con- 
fusiones que n la postre resultaban enojosas, pues se po- 
dría colocar a un chico la piel de otro, se recomienda cor- 
tar todas las pieles de la misma medida íaunoue alguno 
le resultara corta no importaría porque después, adentro 
de los botines, no se le vá n notar! . 

El Pr. Narnneío .ñor otra narte, sostiene (n toda la 
familia v al consultorio! una teoría un tanto apartada de 
la realidad, ñero oue. indudablemente, tiene visos tél no. 
oh!. Attenfiü. no me metan en líos! esnúreos. un tanto de 
la ¿noca metacamiana — ¡Vas a romnor una tecla...!! 
— pero oue a pesar de todo se sigue tcomo no la van a se- 
guir si es una “nana”! en los hosnitale« dietéctioos de les 
principales centros tabora al goal...!!! Goaaaaalü! de 
la Europa Meridional. Pe acuerdo con esta teoría las mem 
brunas gelatinosas de las criaturas, se desolaran en per- 
fecto orden si se les aparta cuidadosamente con una hor- 
OuilTa. de nnintero í en el Paso murieron algunos, pero en 
la Guía del Siglo quedan muchos más). 

Muchas otrns personalidades, yo entre ellas, enten- 
demos oue ,a las criaturas no hay porque tratarlas con 
tanta reticencia, por que desouás. de todo quien sabe si 
cuando “vengan” grandes se .hacen merecedoras de todos 
los sacrificios oue hemos nasndo nosotras las madres; 
hay tanto quinielero. clandestino, pistolero que también 
fueron nenes 


Etiop Pastor 1032. 


SATPirON 


ÍCmnor ata tito 


a PARENHEIT. 



Es la fiebre que siento tan dormida 
que mi mente no sabe que hacer 
es la fiebre que está aquí metida 
y me hace desfallecer. 

Oh fiebre malvada 
oh fiebre pérfida 
no tengo ya nada 
ni nada tendré. 

Es la fiebre qua abate mi cuerpo 
que en la cama nos tiende a dormir 
Es la fiebre que trae los ensueños 
es el hambre que tengo 
y 

las 

ganas de dormir. 


PESCADO. 


LITERATURA 

FINANCIERA 


Coma salvar al Déficit 

Y suprimir «1 impuesto a 
los pobres empleados públicos 

He aqt»i algunas de nuestras fórmulas concretas pa- 
ra enjugar el déficit millonario. (Is'uda de discursos ni 
interpelaciones) : 

1» Un impuesto de un centesimo ($ 0.01) por cada 
tarjeta de recomendación que se escribe en este pais. 
(Jáculo. 2.000.000 (Dos millones). 

2" Un impuesto de $ 0.02 |>or cada )>einada a la go- 
rniua con recargo de uu centesimo por cada pcinudu adi- 
cional dentro del mismo dr.u. Uúlcuio: 600.000 pesos. 

3 V Cincuenta centesimos por cada goal de Duhart o 
Anselmo, (llay hinchas que darían diez pesos). 

4'Veinte centesimos j>or cada pur de polainas cuyo 
uso evita el desarrollo de lu industria del calzado. 

5 V Un impuesto u la vanidad. Un Jieso por cada dis- 
curso que *se pronuncie en banquetes y entierros. 

6' Multa de 0.50 a esos tipos que comentan las 
películas en voz alta. 

7 * Aumento de $ 0.01 a los abonos tranviarios de 
los feudos estudiantes. 

8 W Cien pesos ($ 100.00) iwr cuda verso neosensi- 
blc que se publique en diarios o revistas (¡Si este recur- 
so no diera nada seria una gran felicidad). 

9* Un peso por tipo y por cada vez a esos sujetos 
que hablan todo el día de que "aquí tiene que pasar al- 
go!” (Va a pasar esa). 

10° Un real de multa a los tipos que cruzan la calle 
en mitad de cuadra. (Para no pagar aprenderán a cru- 
zar en las esquinas). 



QHP“ “EL qmnf e n y A(( 


“On revient toujours a ce 
la buró. . 

(Jorge Federico Sosa) 

En humo inconsútil de nafta y aceite. 

Que ya no digiere 

El intestino mecánico y deglutidor. 

Vuela el ómnibus 

Sobre la alfombra hormigoneada en gris 
De la ciudad alegre. 

Confiada y neblinosa. 


Para su arrogante chauffeur, 

Moderno flechador que lleva bajo su pie 


El arco del acelerador. 

No hay «quina* qu« «1 plano prolijo do'hnm. 

Eín concierto sinfónico y arítmico. 

Canta la bocina por distracción, 

Cantan los elásticos su cántico cansado, 

Cantan los frenos 

La rebeldía de entrar «n acción . . . 

Cantan las puertas y ventanas 
La canción del cisne moribundo. 

Cantan las dulces palabras impronunciadas 
Del pasajero entregado al destino ignoto...! 

Y como batuta insólita, 
el parpadear de los focos 

en una somnolencia terminante. 

“De pronto suena un tiro...!” 

La revolución estaba 

en el alma misma de todo el ómnibus!! 

Y fué el neumático, 
reumático, 

remendado y vencido, 
el brazo ejecutor. . . !! 

Grita todo el pueblo libertado 

y queda flotando, 

entre el splcen de la niebla, 

el chirriar del ómnibus en yanta. . . 

RONCADERA, Invierno 19.12. 




Jfalatía 

f 


autumnal be una 
estenotipia be otoño 


“Quand on est deux ce 
n'est pas la mem e chose” 

Carie vari. 


¿Que hora es? 

Parece que va a llover . . . 

¿Qué me cuentan de la invasión 
de la langosta? 

Ayer hizo lindo dial 
Si te parece, iremos 
al arroyo 

Diga: ¿Por aquí pasa el 14? 
Ayer gané a las quinielas. 

Sofía ! Ven acá!. 

Mañana hay carreras? 

— No, pero tuve el tifus. 

¿Tiene cambio de un peso? 

— No pero lo puedo prestar 
un biombo. 

Anoche vi una película 
de "con - boya” 

Como me gusta el rapé. 


COLELO. 




A LA MANERA DE JUAN JACOBO, NUESTRO MAESTRO 

Para que sirve: La Cabeza 

(Fragmento consolidado de 
un curso de conferencias dio 
difusión científica ¡dictado 
por atrás de la Dificultad de 
Medicina) . 

1.a cabeza, al ir sobre los hombros permite identifi- 
car a las personas, por que piénsese que si la cabeza es- 
tuviera en la rodilla el cuerpo terminaría en los hombros 
y ésto, fuera de ser antiestético por lo uniforme nos depa- 
ruría sorpresas que hoy podemos evitar al ver de lejos al 
acreedor o al enemigo que viene por la misma vereda que 
nosotros. La cabeza así como está, llena pues ese extra- 
ordinario servicio que se llama hacerse el distraído cuan- 
do conviene. 

Tenemos también las “cabezas de turco”, spécimen 
delicado, verdadero alma-mater de toda situación compli- 
cada, selectivo receptor de todas las ondas, puerto seguro 
para todos “los viajes” de escondida intención, víctima 
propiciatoria de todas las diabólicas combinaciones de los 
vivos y tic las aprovechados. 

Cuando la cabeza, es cabeza de familia, nos encontra- 
mos con que debe servir para parar la olla (esta posición 
<*s un poco incómoda porque de pronto se desparrama la 
olla y nos chorrea el caldo por la cara, por el pescuezo y 
nos ensucia la ropa). Debe servir, además, para poner or- 
den y cuidado en la educación de los hijos; vigilar a las 
hijas; controlar sus noviazgos; darle el pase a los acree- 
dores: muñequearse un puesto en un ente autónomo y 
tanta# otras cosas más. 

La “cabeza de familia”, es la tragedia integral más 
seria que se conoce y tiene generalmente un final de gran 
guignol. . . 

Cuando la cabeza no guarda relación con el cuerpo 
sirve para que las maestras le enseñen gráficamente n los 
niños poco despiertos, que es un quebrado impropio. 

RONCADERA 


la prOpaGanDfl 


y proPaGación de 


los proGrnMas del 


arte’ ^teniense 

Han sido efectuado» por 

C X 16 Radio Carve 


C X 44 Montevideo Broadcasting 

esTacioNes 

raUio - diFusoRas 


déla 

S A D R E P 



II S- D- "H 


Sociedad Anónima “Difusora 


Rodio-Eléclrica del Plata* 1 


a^S 7 á*CTf¡flMÚjiv_iooctt»'fX , *'‘i>^ aa^Ó7&c^r ( fJ txX|iv 40 jr p, -3 ’jnyy^.ta^a 

Traducido al "Español" Dice: 

Esta Hoja es para apuntes 


Ex-libris 



este libro puede servir, 

PERFECTAMENTE, PARA EMPA 
REJAR CUALQUIER PATA (1) 
DE MESA 


EBte libro, así como la Exposición 
Ateniense tiene como finalidad la 
de conquistar la independencia del 

“Club Atlético Atenas" 

ALVAR NUÑEZ OABEZA DE VACA 
(Jefe de playa del Frigorífico Nacional) 


(1) PIERNA 


BEBA 

BEBA 

BEBA 

BEBA 


Agua 


Matutina 


I 


ILiiut... 


Bébala 


ww mcwMimi ii nmiatx i txKXK sgqc x x HMWKHHKHiMmmum i